top of page
  • Foto del escritorMirian Romero

ENTREVISTAMOS A JORDI CICELY

Actualizado: 18 dic 2023


Jordi Cicely, autor de Mariela envenena mis sueños

En Mariela se puede observar muchas influencias Pop que van desde Jack Kerouac a Brian Wilson ¿que buscabas con esto?


No es el buscar algo, creo que es más bien el encontrar un camino, una inspiración, una meta...todo lo que había absorbido desde mi adolescencia hasta el momento que comencé a escribir esta historia lo tenía dentro. Está claro que la Beat Generation son los escritores que llevaré en mi cabeza siempre y que me sirven con modelos literarios o incluso en algún momento lo fueron para la vida, todo eso se va moldeando con los años y luego se expulsa con la escritura. Con Brian Wilson pasó algo parecido, el genio de los Beach Boys era obsesivo con el perfeccionamiento de sus trabajos, a mi me ocurrió exactamente igual cuando corregí por enésima vez mi novela, eso se aprecia en los párrafos, que cada de uno de ellos van colocados donde tienen que ir, tal como mi cabeza los imaginaba y eso me pasó factura, vino en forma de cansancio emocional y después psicológico que me dejó exhausto y vacío.


A fin de cuentas quería crear una historia dinámica, de mucho movimiento emocional, directa y desnuda, quería hacer como había hecho Kerouac hace bastantes décadas con On The Road pero para estos tiempos y también quería contar una historia que fuese como una melodía adolescente que pudiese leer cualquier lector independientemente de su edad, algo parecido al álbum Pet Sounds de The Beach Boys, una historia que entra sola, casi sin darte cuenta que y sobre todo, traiga mil recuerdos.


Jairo, el protagonista tiene una obsesión tan grande por Mariela que no lo deja vivir, envenena sus sueños.


Así es, es eso lo que quería mostrar, cómo la obsesión se puede convertir en un sentimiento que nubla nuestros sentidos y agita los instintos más primarios, como de la noche a la mañana alguien ocupa toda tu vida e incluso llega a moverla sin estar tan siquiera presente, solo con el recuerdo y la nostalgia. Cuando algo así ocurre, es un sinónimo de que algo no funciona, un síntoma de que necesitas ayuda de tipo psicológico. Estas cosas ocurren cuando ya no existe el amor, aunque a menudo las personas lo confunden. La obsesión no es amor, la idealización no es amor, el apego no es amor… Nos cuesta darnos cuenta que el amor es todo lo contrario, trae sentimientos más dulces y tranquilos.


A muchos y muchas nos ha pasado, el tener a alguien que no se puede sacar de la cabeza ni con un exorcismo y cuando te encuentras en esta fase, todo está envenenado por la esencia de esta persona y sobre todo de los recuerdos que guardas con ella, es un infierno, lo se. A Jairo le pasa lo mismo, está en un lugar idílico como es Cuba, pero aquello es un suplicio, cada cosa que hace Mariela está presente, incluso cuando hace cosas para intentar olvidarla, también está presente, es algo ilógico pero que sin embargo ocurre.


libro Mariela envenena mis sueños, de Jordi Cicely

¿Cómo es escribir una historia tan intensa autobiográfica?


Algo muy difícil y doloroso al comienzo, cuando tienes que volver a recordar muchos momentos con el dolor que fueron para expresarlos en la hoja no es nada fácil. Esto pasa factura, no hay otro camino que atravesar que no sean malos recuerdos, malas sensaciones, todo aquello que en un momento te fue minando el ánimo, vuelven de repente. Sinceramente no creo que merezca la pena, por eso sé que esta novela, será la más intensa, nostálgica y emocional que escribiré, no estoy preparado para escribir una vez más como lo hice en esta ocasión. Tengo que contar, que estuve a punto de volverme loco literalmente, gracias a la ayuda de la terapia no ocurrió, pero estuvo muy cerca, por eso ahora lo pienso y veo que no merece la pena pasar por tanto dolor para luego plasmarlo en la escritura.


Que sea autobiográfico le da un plus al lector pero es un disparo al escritor, en esto siempre pierde el autor y más cuando se escribe una historia tan cruda y triste, aun así, a mí todo esto me sirvió para sacar a fuera un montón de cosas que me hacían daño, que me producían ansiedad, que me llevaron al pozo de la tristeza emocional, pero esto lo veo ahora, que estoy de maravilla y aun así al recordarlo, un escalofrío me recorre de principio a fin, Ahora las cosas son muy distintas e intentó darle la vuelta, sacarle algo bueno a todo esto y creo que lo he conseguido, lo se, en cada charla que doy, en cada presentación ,en cada entrevista, siempre hay alguien que ha pasado por algo parecido y se acercan a comentarme cómo se sienten, se que eso les reconforta, que quizás mi ejemplo y este libro sirva para abrir puertas que dan a mundos con más luz, si es así, yo estoy tremendamente feliz. Que mi obra y mi experiencia sirva para que otros y otras vayan enderezando su vida, es un regalo.



No escondes en esta historia y en su creación el tema de las enfermedades mentales.


Nunca lo hice, desde el primer momento, solamente hace falta leer mi blog www.cosasquetecontealoido.com para ver que me he abierto en canal para mostrar la tristeza extrema que llevaba encima, no se porque lo hice, solo sé que necesitaba hacerlo. Nunca escondí mi ansiedad, sus ataques, mi hipocondría, mis Tocs, mi baja autoestima...¿porque voy a tener que esconderme tal como soy? Solo faltaría.


Lo que no me gusta es que con todo este tema ahora hay un postureo enorme, parece una moda, de repente todo el mundo está fatal de la cabeza, lo toman como un orgullo, cuando tiene que ser lo contrario. Padecer ansiedad, depresión, Tocs es de todo menos bueno, por muy fuerte que hagas si lo pasas. Si está bien que los que lo pasamos lo digamos y lo visualicemos para que otra gente no se sienta sola en esta lucha, pero de ahí a apuntarse como si fuese una tendencia de Tik Tok hay un trecho.


Lo que si se es que mi libro ha servido de compañía a gente que estaba pasando un momento malo, lo se, porque me lo han dicho, incluso hubo varias psicólogas que lo aconsejaron a sus pacientes, algo que me pone los pelos de punta. Reconforta saber que un escritor ha pasado por lo mismo y tiene la valentía de contarlo. Cuando estamos así, muchas veces solo buscamos que nos escuchen o escuchar.


Al ir leyendo la historia nos damos cuenta que tiene elementos políticamente incorrectos para la sociedad en que vivimos.


Por supuesto, está hecho intencionadamente, estoy harto de esta sociedad de lo políticamente correcto y queda bien, me parece una mierda, vivimos en una dictadura recubierta de buenísimo. Creo que hace muchas décadas que no se viven unos tiempos tan prohibitivos como los de ahora. Nos están machacando con una inquisición de lo moral y no se puede permitir, yo no voy a hacerlo, me niego a seguirles este juego estúpido lleno de ofendidos, así que haré todo lo que esté en mi mano para derrumbar esta moda y por mi parte viene de la escritura. He creado personajes y situaciones duras a propósito, mi intención era hacer una obra que moleste, que deje sensaciones que hagan pensar y que revuelvan la conciencia.


En la historia que cuento hay momentos que ocurrieron de verdad, aunque no gusten, aunque duelan, existieron y quiero contarlos ¿porque no voy a hacerlo? ¿porque no puedo llamar a las cosas por su nombre? Además, si queremos cambiar las cosas, lo primero es asumirlo, pero parece que ahora no queremos pasar por este tramo del camino.


Al leer de nuevo mi obra, me doy cuenta que fui muy blando en algunos pasajes, debí de poner cosas más duras y realistas, me arrepiento de no haberlo hecho, así el golpe sería el doble. No podemos vivir con los ojos tapados en un mundo bucólico y donde todo tiene que estar bien, ojalá fuese así pero no lo es. La ofensa es el reducto del frustrado, cada vez lo tengo más claro.


Jordi Cicely, escritor de Mariela envenena mis sueños

Al leer Mariela, podemos ver que se trata de un viaje, una de tus grandes pasiones.


Totalmente, quería que mi primera novela fuese un homenaje a una de mis grandes pasiones que es viajar. Además se trata de un viaje doble, por un lado, un viaje interior que transcurre entre el corazón y la cabeza de Jairo, un vaivén continuo que hace a la vez viajar por las emociones y que tiene como meta el perdón, la derrota final de Mariela. Fíjate cómo evoluciona, su forma de sentir y vivir las experiencias que le van pasando, por ejemplo, al final del libro, Jairo se hace preguntas que al comienzo ni tan siquiera sabría hacerse. Pero también hay un viaje en los recuerdos que tiene de Mariela, se puede apreciar como pasa por todos esos estados que padecemos en el duelo, rencor, dolor, nostalgia, incredulidad... El viaje emocional es brutal.


Por otro lado, está el viaje físico, el protagonistas y su compañero de juergas se marchan lejos, a un país paradisíaco para curar su dolor, es una vez más la necesidad de salir de tu zona de confort si quieres realmente salir adelante, personalmente lo aconsejo, si quieres encontrarte, primero tienes que perderte del todo y si te marchas a un país lejano con una cultura totalmente diferente, no te queda más remedio que buscar ese camino.


A mayores, he intentado describir el paisaje cubano y darle ese toque paradisíaco en determinados momentos de la novela, porque Cuba es un país que me encanta físicamente, cuando estoy en allí, miro a todos lados y no paro de maravillarme de ese color tan azul del cielo, de esa luz tan brillante de su sol y ese olor que arrastra la playa y el mar, también me encanta su brisa nocturna y los amaneceres que te recuerdan que allí todo va a otro ritmo. Quise que esto fuese una de las señas de identidad de la novela pero sin cargar la descripción en cada pagina, mas bien acompañando el paisaje en determinados momentos emocionales del personaje, porque quería trasladar de esta manera al lector/a, quería que viajase con mi escritura sencilla y con las aventuras de los personajes, buscaba que sintieran la brisa en su cara y el agua cálida en los pies.


Muestras en tu novela lo que es una relación tóxica.


Así es, las historia que vivieron Jairo y Mariela se deja entrever que ha sido una relación tóxica desde que se conocieron, había muchos factores externos que rondaban a los dos personajes y que hicieron que aquella historia fuese una montaña rusa de emociones y llena de intensidad. Tanto por un lado como el otro, no estaban bien porque arrastraban cosas de sus relaciones anteriores y eso hizo mella en una historia que fue una supernova emocional y que les explotó en la cara. El tremendo duelo que arrastra Jairo y la total indiferencia de Mariela desapareciendo sin dejar rastro, es la mayor prueba de ello. No estaban vibrando en los mismos niveles y eso echó tierra por encima de ellos.


Quise contar todo esto sin escribirlo, únicamente con los recuerdos del protagonista y por su forma de comportarse con los otros personajes que van apareciendo y lo conseguí, no quería dar muchas pistas, más bien quería que el lector lo fuese sacando a medida que iban pasando los capítulos.


La pregunta es obligada ¿Qué le diría Jairo a Mariela si se volviesen a encontrar?


Nada. Es algo que queda tan lejos del corazón, que ya no hay ningún tipo de resquemor latente, además toda esa ansiedad y tristeza que producía Mariela se quedaron en las páginas de este libro, lo dije mil veces y lo digo ahora de nuevo.


En absoluto guardo ningún tipo de rencor a la verdadera Mariela, aprendí muchas cosas en este duelo que pasé y que cargué posteriormente sobre los hombros de Jairo, creo que sin esta etapa gris no sería la persona que soy hoy y que me permite ver las cosas con más serenidad que antes, por lo que tampoco me comporto ante determinadas situaciones como antes. Esto ni tan siquiera es una historia de venganza, en ningún momento muestro eso, mas bien creo que es todo lo contrario, un diario donde el protagonista muestra el dolor que le ha dejado Mariela con su marcha, y aunque intenta buscar todas esas preguntas que nos hacemos cuando alguien se marcha sin dar muchas explicaciones, en el fondo es un viaje al perdón y la tranquilidad. Si conseguimos eso, seremos felices y libres.


Los escritores que somos tan emocionales y realistas tenemos que aprender a diferenciar las personas que están en nuestra escritura y las personas que están en nuestras vidas, esa lección la he aprendido muy bien y es algo de lo que hoy me siento muy orgulloso. Puedo escribir tres libros más hablando de Mariela, pero se queda ahí, no tiene más recorrido emocional que entre esas páginas, luego cuando apago el ordenador, después de escribir, comienza mi vida real y personal, donde están las personas que me acompañan y que quiero.


Otra cosa es que un día por casualidad se vuelvan a encontrar Jairo y Mariela, si eso sucede, estoy seguro que Jairo le daría las gracias, aún así, tengo que decir que están mucho más interesados en que esto ocurra mis lectores y lectoras que yo mismo. Hay una frase muy bonita para algo como esto: “Cuando encuentras a la persona ideal, darás gracias a todas las que han pasado por tu vida y no se han quedado”. Lo corroboro.


¿Dónde podemos comprar nuestro ejemplar de "Mariela envenena mis sueños"?


Se puede conseguir en Fnac, El Corte Inglés, La Casa del Libro, Amazon y Amazon Kindle y en librerías pequeñas. La publica Editorial Fanes y vamos por la tercera edición.





Recuerda suscribirte al canal de telegram para no perderte ninguna entrevista https://t.me/laentrevistaideal

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page